Chorivisión: Los orígenes

Chorivisión es el nombre que he puesto a los posts de este blog que son un simple copipega de lo que estoy escribiendo para Soitu, el periódico online de los colorinchis. Si los notáis correctos, estructurados y faltos de mi habitual chispa y acidez gástrica, es porque quiero que me paguen por ellos.

Sí, me vendo, y muy barato.

Un comentario en “Chorivisión: Los orígenes

  1. Te conocí hace años vagando un día por la red, no sé ni cómo llegué hasta tí, pero lo cierto es que empecé a leerte y no paré hasta llegar al primero de tus post… Seguí así mucho tiempo, me hacías reir con cada entrada, me gustaba tu forma de ver las cosas, tu forma de contarlo… hasta que llegó un día en que mi vida no me permitió leerte más. Así hasta hoy, que he vuelto para ver si seguías ahí, y en cierto modo me ha dado un vuelco ver que ya no, supongo que es como si hubiese dejado atrás algo de mí. Espero que te vaya todo muy bien Guillermo, en tu Málaga o en donde quiera que estés. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s