¿Suben la valla? Pos la echamos abajo, ya ves tú…

Las terribles consecuencias de emitir Bricomania en el Canal Internacional

A colación de los asaltos masivos de la frontera de Melilla y Ceuta, el Presidente de esta última ha comparecido hoy al programa de televisión 59 segundos. Tras soltar en un rico y espontáneo castellano unas respuestas inteligentes a preguntas idiotas y capciosas (el chico del corpiño rojo diciendo que el ejército no debería custodiar las fronteras; la catalana enteraílla equivocándose diciendo que es ilegal expulsar sin proceso, cuando la ley contempla la devolución si se pilla in fraganti; el corresponsal progre de El País diciendo que no se está teniendo en cuenta el factor humano), al final se me declara er colega del Partido Popular. Y pienso, ¿por qué, si tienen un Bueno, tienen que hablar siempre el Malo y el Tonto?

Al terminar, han puesto algunas opiniones de la población de Melilla sobre estas oleadas y la intervención del ejército. Transcribo lo que recuerdo:

– Aquí ya no podemos más, y se veía venir, desde hace tiempo, y no se ha hecho nada, pero es que ya no pueden estar más en sus países, las criaturas (una Mari).

– Son iguales que nosotros, tienen la misma sangre, lo único diferente es la piel (un garrulo de una obra).

– Esto es así siempre, todos los días, no sólo ahora, pero el problema no es nuestro, sino de los países de origen, que se les tiene que ayudar (un estudiante gafas).

– Hay muchísimos, negros por todas partes, vas a aparcar y te salen 50 negros para aparcarte el coche, ¿pero qué haces? No les puedes dar 3 euros a todos (una pija teñía).

– Me da muchísima pena, han puesto al ejército a combatir la pobreza y el hambre, creo que sería más digno que fuese la policiía o la guardia civil, pero no el ejército (una mora empañolá).

– Me parece perfecto que esté el ejército, y que se queden, porque están ahí defendiendo las fronteras del territorio nacional (un gordo).

Me han parecido todas opiniones muy juiciosas y humanas, que junto a la imagen dada por el presidente, y la ingeniosa idea de los emigrantes que da título al post, me han reconciliado un poquito con el género humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s