Legítimidad y te callas la boca

Cuando a algún jubilado flipado de los que llaman por teléfono a la tele, a esas mesas de opinión en las que los contertulios se molan tanto a si mismos, se le acaba de ir la pinza del todo y acaba cagándose en Bin Laden, Bush, Rovira, Aznar, Blair y Tristante, todos a la vez, y dice que habría que hacerles un juicio de Nuremberg a todos por lo que está pasando en Irak, la réplica de los “creadores de opinión”, o en castellano clásico, “comecoños de la Maria Gorda Campos”, se basa siempre en lo mismo: no se puede definir con los mismos términos a Aznar y Blair que a Bin Laden o Pinochet, porque los primeros fueron elegidos democrática y legítimamente por el pueblo, y los otros no. Y te jodes.

Pero ese argumento, el de la legitimidad democrática, en realidad significa Nada. Por un lado, porque el hecho de que un 3 de Marzo tú votes a Aznar para emperador no significa que le des derecho a que nombre a su caballo o a Trillo de Ministro de Defensa el 17 de Julio. Tú le votas para que decida quien limpia las escaleras y qué otro habla con los moros, cuestiones de intendencia, pero no le estás nombrando rey de Maguncia a barra libre y con todos los gastos pagados, que para eso ya tenemos al Bourbón. Y por otro lado no siginifica una mierda porque los mismitos que defienden la legitimidad democrática como rasgo diferencial entre el Ser Humano y el Terrorista Criminá Pederasta, cuando les conviene, bien que se lo pasan por el forro, como cuando gana la ultraderecha en Austria y les parece muy bien que se les sanciones desde la UE, o como cuando les recuerdas que también Hitler fue elegido democraticamente; ah, entonces no, entonces es cascarilla y no, no, que no, que no vale, que es que entonces no y me voy a mi casa que este juego es un rollo.

Aparte, pensemos por ejemplo en un Garibaldi, en un Lenin, en un Adriano: ¿el hecho de que no fuesen elegidos democraticamente, sino que su liderazgo se lo cociesen ellos por sus huevos o porque los eligieron a dedo, les quita respetabilidad? ¿Podríamos meterlos en el mismo saco que a Pinochet y Pol Pot, ya que parece que lo que cuenta es que hayan sido elegidos por el pueblo soberano y embrutecido? Crónicas Marcianas lider de audiencia, politono papichulo al 5555.

Yo, lo que pienso, es que al final lo que cuenta son los hombres, y no los sistemas. Asi, haciendo media, entre los Emperadores romanos vendríamos a encontrar el mismo número de colgaos que de santurrones de buenos tontos. Y sospecho que entre los reyes medievales, los déspotas absolutos y los tiranos sudaméricanos vendría a ser igual. Porque la media humana viene a ser siempre constante, y los malos y buenos, listos y tontos, guapos y feos vienen a ser, a grandes rasgos, los mismos siempre, aqui ahora y hace dos milenios en Pekín. Menos en Murcia, que están todas buenas.

Ah, pero no, que es que la democracia es lo mejor porque votamos todos que es el mínimo común malo, y todos tenemos el mismo poder de elegir jefe. La 0´000000002 ésima parte de poder, para ser exactos. Guau, ahora (despues de dividir mi voto entre los 20 millones de votantes que hay en Españaza) me siento menos importante que nunca. Curas de humildad me acercarán al satori.

Anuncios

5 comentarios en “Legítimidad y te callas la boca

  1. Se me ocurre que podríamos medir a los gobernantes por el número de seres humanos a los que infligen sufrimiento alivio. Al margen de la forma de su elección. Está claro que hay dictadores, como Lenin, que beneficiaron a la mayoría de su pueblo perjudicando a unos pocos. Sin embargo, con la misma lógica, y te digo de antemano que Aznar es un grano en el culo, q aparte de su miseria moral, no ha matado a nadie que yo sepa. Igual, hay un punto fuera de discusión, los tertulianos de la tele son, en general, unos oligofrénicos.

  2. Sí, supongo que esa vendría a ser la mejor de las medidas, en la que el sistema de elección directamente se ignora.

    Aparte, quiero dejar claro que la democracia no me parece mal, solo estoy en contra de esa tendencia tan extendida a divinizarla, como si llamar a una naranja democrática le mejorase el sabor. Quizás sea como Rousseau decía, tan solo el menos malo de los sistemas, que no es lo mismo que el mejor.

  3. Joder, ¿no?

    De ese porcentaje tu crees que son muchos que al votar no barren para su puerta y para que a su hijito no le pehuen los moritos en la calle y no le quiten la Game Gear, o para no se que trabajo o para nos e que ascensor… ¿tu por que crees que salio lepen en francia?… la democracia es peligrosa, al parecer, ya lo dijo chumi chumez: en el fondo todos somos de derechas.
    Yo botaré asi con el corazon por si acaso pero a mi me llaman gilipollas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s