C.S.I. Miami

El otro día vi empezar un episodio de CSI Miami, la versión veraniega de la serie de más exito del momento, con permiso de Smallville. Lo de veraniega no es un afirmación tan gratuita como en mi acostumbra ser habitual, ya que es público, notorio y perseguido por los productores que no solo la ciudad, sino tambien la trama y los casos, se modifican para darle un toque más estival al asunto.

El episodio en cuestión asi lo refrenda: una joven madre vigila, en el más Orwellinao sentido de la palabra, a su hija pequeña mientras esta juega en una de esas piscinas de bolas asfixiantes tan divertidas. La madre no pierde contacto visual en ningun momento, y de vez en cuando lo refuerza instando oralmente a la pequeña a no alejarse de los 4 metros de los que se encuentra. Era tal la obsesión guardiana de la madre que me hizo pensar que no podía ser tan obvio lo que se veía venir, y que seguramente este personaje fuese solo un elemento introductorio o lateral de la trama, o si acaso la psicótica que en su afán protector algo malo acabase haciendo. Pero no, la obviedad se hizo carne, y en un segundo contado en el que la obsesa progenitora se agacha, la hija desaparece, aquella en vez de buscarla pega un grito y alerta al encargado, y este en vez de buscarla o llamar histérica a la madre pega un bote y baja con un botón las rejas del local para que no escape nadie. Evidentemente, a la niña la encuentran muerta en la parte de atrás.

La clase de 5º-E de chicos muy Especiales, con la profesora buenorra Rosa al frenteAunque no vi acabar el episodio, me llamó la atención que esta demostración pública de paranoia (aunque acabase estando justificada, claro, es CSI) no fuese en ningún momento tildada de anormal, o fuese alguna clase de elemento de reflexión alrededor del cual articular el episodio. No, dicho papel polar recaía en la pederastia, y el comportamiento de la madre y el encargado de las rejas pasaba desapercibido por, supongo, normal y correcto entre miembros de la clase media americana con hijas rubias y pequeñas.

Despues, no seguí viéndolo porque venía lo de siempre: el pelirrojo Grisom que no es Grisom suelta alguna frase sentenciatoria y neofascista (“esos parquecitos son como un super para esas bestias”), los ayudantes vuelven a demostrar que no se les escapa una y que deben andar todo el dia puestos de algo muy fuerte para siempre acabar encontrándole la lógica a las teorías más descabelladas, y la ciencia, la sospecha y el atropello a los derechos constitucionales (como cuando un negro abogado (¿guiño a las series de ciencia-ficción de los 60?) intenta salir del parquecito porque legalmente no le pueden retener y los ayudantes (los “buenos”) le dicen que colabore y se joda y renuncie a sus derechos por la comunidad. ¿Os suena de algo?) acaban venciendo contra todo pronóstico por quincuagésimo episodio consecutivo.

Vaya, mi opinión es que al menos en el CSI original salen tetas de fondo cuando entran en los locales de striptis, por eso de ser en Las Vegas, factor ese que decepcionantemente, y a pesar de lo que me muestran los reality-shows de Dirty Sanchez y el Capitán Stabbin (los Mercedes Milá americanos), en Miami no se da. Asi que, si le quitas eso, no creo que para ver la anécdota científica de la semana merezca la pena tragarse 45 minutos de puritita mierda.

Anuncios

6 comentarios en “C.S.I. Miami

  1. pues si, estoy contigo en lo referente a esta serie. Una buena mierda.
    coño, fire, has ligado, y con un tío. Hay que tener cuidado con lo que se desea, que se puede hacer realidad…;)

  2. Pues sí que CSI mallami apesta, sí…
    Creo que me dí cuenta cuando hicieron el preestreno, hace unos meses. En el anuncio salía ese pelirrojo émulo de Grissom diciendo que allí confiaban más en las suposiciones que en las pruebas, o alguna tontería del palo.
    La podrían haber titulado “Sonny Crocket Goes Into The Lab” y por lo menos tendría algo de gracia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s