Paquillo desayuna

(Dia de elecciones. Paquillo, nuestro joven protagonista, colmado de ingenuidad y/o imbecilidad, entra en el colegio electoral. Paco1 y Paco2 vigilan las urnas)

Paquillo: Hola buenas, ¿es aquí donde la fiesta de la democracia?
Paco1: Mismamente, ¿no nos ves?
Paquillo: Ah pues sí, pero me esperaba otro tipo de fiesta, no sé yo… con medianoches y ganchitos, o algo…
Paco2: Bueno, es que es otro tipo de fiesta… no te lo damos todo hecho, aqui tienes que hacer algo más para pasártelo bien
P: Ah vale, como en las pastillas del botellón esas.
P1: No no, aquí lo que tienes que hacer es votar, meter un papel en esta caja con el nombre de quien quieres que gobierne a todos los próximos cuatro años.
P: Ah, chachi que sí, ¿y así me pego la fiesta?
P2: Pechá de reir que te vas a pegar.
P: Pues venga, elijo a Alejandro el Sindrome de Dawn que trabaja en el Eroski.
P1: ¿El que va en bici entre los estantes?
P: El mismo.
P2: Pero a ver P1, no me lo confundas que no es asi, que es que solo puedes votar a las personas que se han presentado.
P: Pero a mi es que me gusta Alejandro, ¿no se ha presentado? Su colega P1 lo conoce, ¿no lo puedo presentar yo?
P2: Bueno, no creo que se haya presentado… lo mismo por Los Verdes o IU, que como son tan asi, ell@s y ell@s… pero que no vaya, que tú lo que tienes que hacer es votar a un grupo de gente que no conoces, entregarles toda tu confianza y capacidad de gobernarte a ti mismo, aparte de una sustanciosa cantidad del sueldo que ganas para que ellos lo administren a su manera, durante los próximos 4 años, llamarte a ti mismo demócrata, ciudadano y libre por meter un papel en una caja de cristal e irte a tu casa callaito y sonriente pensando “bueno, este es el menos malo de los sistemas” y creértelo todo de corazón corazón.
P: Ah vale, ¿y mi voto así, a bote pronto, decide mucho?
P1: Pues contando que vives en una ciudad de 500.000 habitantes, restándole los que no votan y tal… tu voto viene a influir en el total un 0´0005%, más o menos.
P: Ajá, osea, una puta mierda.
P2: Y porque estamos en municipales, que si votas en las generales…
P: Que interesante… Entonces, ¿de verdad que hay gente que viene a las fiestas estas, que se creen lo de libres, lo de capacidad de decisión, lo de que los grupos de personas a los que votan defienden sus intereses y son felices y todo eso?
P1 y P2: (con mirada sagaz) Tú no querrás votar a Batasuna, ¿no niñato?
Pakilloak: (con el brazo en alto y sonrisa pícara) Uy, kasi, jijiji, ¡¡gorronea eskaralakakatua!!.

3 comentarios en “Paquillo desayuna

  1. joer, fire, joeeeer, mu bien pero no confundas más al personal, que si te acuerdas de la fauna de calle elvira, con esos argumentos y sus interpretaciones, es para echarse a temblar… ellos de reuniones politicas, tocando los timbales, persiguiendo a amelie, y el mundo mientras llendose simplemente a la mierda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s