I got the look


De vez en cuando me pelo. Desde luego no es por gusto. Siempre que voy a mi peluquería el bigotones me hace un estropicio. Y encima me putea. Llego, me leo el Muy Interesante de hace dos meses y a la media hora me dice que me siente. Me pone el babero y empieza a rociarme con insecticida mientras me pregunta “¿Cómo quieres que te pele?”. Y entonces patino. Porque no soy peluquero, porque no sé lo que es un cardado ni un trebuchet con doble giro, porque no llevo la foto de Brad Pitt en la cartera, ni sé cómo hay que hacer para que te crezca como a Guy Pearce, porque todavía no tengo canas para ser como George Clooney. Porque me daría vergüenza pedir que dejasen como esos señores con mi careto. Y porque estos bastardos están rodeados de revistas del corazón y anuncios de colonia, pero no tienen ni idea de cual es ese pelado que llevan ahora todos los modelos y actores. Sí, coño, el de los pelitos de punta y a trasquilones tan chulo. Pues no. El bigotones me pela como a su sobrino de 13 años. Corto y de cepillo. Como al Piña de Farmacia de Guardia.

Así que llevo una semana con la bolsa del Mercadona en la cabeza, y los agujeritos para respirar que le hizo mi madre al tercer desmayo. Al principio era un poco incómodo, sobre todo cuando se me olvidaba que la llevaba puesta y escupía (es que segrego mucho cuando me viene la regla). Pero con el tiempo le he cogido cariño, y de hecho me gusta la sensación húmeda del vaho y la bolsa pegándose a mi piel con cada inhalación. Y sin duda lo mejor es el sonido, a lo Darth Vader, que le da una gran calidad dramática y dignidad a todo lo que hago. Esta misma tarde, llevado por la emoción, he intentado apretarle el pescuezo a una estanquera a diez metros de distancia, estirando mucho el brazo y echando la cabeza hacia atrás; y algo ha debido sentir ella, cuando me ha echado a los dos nietos gorditos de 7 y 13 años detrás mía. Hijoputillas de Málaga.

Vuelve el hombre

4 comentarios en “I got the look

  1. Ay mi niño, con lo guapo que esta con ese pelado de cocoliso. Si ya lo decia Nina, cuando te pelas asi, estas tan apeluchado, tan falto de cariño, tan modosito, tan abrazable… que dan ganas de…y me meto el dedo en la boca. Te gusta verdad?, dime que me los meta todos y me los metere, dimelo, oing, dimelo, dimelo, oing oing.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s