La Playa

Ah a la izquierda, unos adosaditos de la caña
La peña se portó muy mal con la película de Leonardo di Caprio, sobre todo con la carismática escena del videojuego en mitad de la selva, pero la verdad es que a mi me gustó bastante. Era bastante gracioso ver como los turistas auténticos, los que buscaban algo más que los complejos turísticos de Tailandia, no intentaban entender o penetrar en la cultura del país, sino que para ellos esa autenticidad era buscar una playa paradisiaca donde jugar al voleybol pero para ellos solos. Ante esto, con muy buen criterio, un Leo iluminado se rebelaba y se echaba al monte a lo maqui, guiado por la profética presencia del illoputa de Trainspotting, para eliminar el cáncer blanco que se apoderaba de los últimos rincones del planeta.

Lo peor era el final ñoño de la peli, aparte de que cabreaba bastante que la deliciosa francesita (¿porque las francesitas son siempre deliciosas?) dejase a su novio buena gente (al fin un gabacho que me cae bien) y se fuese con el Leo, que muy maqui él y tal, pero que estaba como una chota y que al principio, que es cuando se la hace, va de gualtrapa total, matando tiburones y todo el caliz. Al parecer en Indonesia alguien también salió con esa sensación amarguidulce del cine, y ha decidido hacerle una segunda parte. Algo asi como La Playa 2: La Venganza.
Y en todo lo alto, una pista de parapenting
Asi que hoy es un día triste para nosotros los surferos. 180 tablas menos (del bombazo, una ha entrado por la ventana de Hymcito, por el mismo hueco por donde se coló el murciélago). Cabalgad esas olas del cielo, muchachos. Al parecer a partir de ahora no podremos pasear nuestros dorados y musculados en-su-punto torsos por las más exóticas playas del mundo. Con la de pasta que dejábamos. Lo buenas que estaban las niñas. Y lo respetuoso con el ambiente que somos. ¡Si las tablas no contaminan!. Además no usamos coche porque Surf RipCurl Resort está justo a pie de playa, donde antes estaban los acantilados, fíjate si está cerca, y podemos ir de la piscina a la playa a pie. ¿Y qué coño pasa? Para nosotros el surf también es como una religión. Una forma de vida. Nos metemos en el agua, hacemos tres movidas, y follamos con chavalas en seco. Y un buen rollo que te cagas. ¿Acaso no pueden entender los islamitos esos que nosotros también somos espirituales?

El mundo se derrumba a mi alrededor. Pero si los chinillos de esa zona eran supersimpáticos. No entiendo nada. ¿Cómo pueden no querernos, con lo GUAYS que somos? Ya solo falta que los palilleros Candanchú-censes se hagan extremistas románicos y nos echen a pedradas de las pistas de snow…

Anuncios

5 comentarios en “La Playa

  1. Nunca fui a ver esta peli al cine por prejuicios varios pero una vez la pillamos en video y oh, sopresa! me encantó, sobre todo ver como se va de la olla el soseras de dicaprio (lo del video-juego es buenísimo) y lo poco que nos preocupamos por los demás… no es que me encantara eso pero bueno, ya me entiendes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s