A veces duele

“Quién hace de si mismo una bestia, escapa del dolor de ser un hombre”

Hay quien dice que el dolor físico es mucho peor que el anímico; la verdad es que solo de pensar que alguien en mitad de la calle me pueda clavar un pico en la rodilla me entra un nosequé por todo el cuerpo. Pero el anímico también se las trae. Y sí, pasará, pero tarda, el cabrón…

Por si no se me nota, ayer noche me dieron una pequeña cucharada más de mierda de ese bonito tema que no acaba de cerrarse nunca. Pero bueno, alguna enfermiza satisfacción me trae esto: ver lo equivocadas que estaban esas bienintencionadas almitas que no paraban de decir “verás como todo eso se arregla, tiempo al tiempo” y mierdas similares. Gracias a dios, la vida me ha demostrado que no es un episodio de Ally McBeal. Va por ustedes.

Y también os voy a contar una pequeña historieta respecto al tema que me contó mi Pájaro de Malagüero, al que amo profundamente. Me decía él, para que viese lo graciosa que es la vida cuando quiere, que sus dos tías mayores, en sus tiempos mozos, estuvieron muy cerca de casarse con dos chavalotes. Pero por cosas que ocurren en los pueblos, mundo complejo visto desde fuera, los chavales fueron repudiados por la familia de las mujeres. Al tiempo ellas se casaron y hoy en día son mujeres felices. Y los dos hombres repudiados, pues ahora uno está muerto por accidente, y otro está muerto por cáncer. “Date cuenta” decía el Pájaro “de los distinta que hubiesen sido las vidas de mis tías si se hubiesen casado con ellos, porque al del accidente seguramente no le hubiese pasado, pero el del cáncer tenía que caer seguro.”

Aparte de eso, al menos fue un día bueno en otros sentidos. Me besaron, que no es poco, aunque sí me supo a poco, y me enteré de que una personita muy interesante opina que soy monín, monito o algo así. Idem de idem: no es poco, pero Queremos Saber Más.

Y he de reconocer nada avergonzado que me gusta Operación Truño. El año pasado no lo vi, y tenía un concepto un tanto equivocado, aparte de que eran más feos que los de este año. Es muy gratificante, sobre todo cuando es un parásito sin ánimo ni intereses ni nada de nada, ver a otras personas, límpidas de corazón, aprendiendo, cantando, esforzándose… Vaya, que hasta me dan ganas de levantarme del sofá.

Winamp sabe donde vives – Interpol – PDA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s