La TV es tu amiga

Los que dicen que la televisión te hace tonto no tienen ni idea. Como a las personas que te encuentras en la calle, en los bares, a todo programa hay que darle una oportunidad. Yo hoy no lo he hecho y mirad qué arrepentido estoy:

Los exámenes se acercan, y en vez de ir a la playita por las mañanas me dedico a ser asignaturas que me sé a la perfección pero que por hacer el exámen con resaca o mirar solo las fotos de las fotocopias me suspendieron. Así es como me he encontrado con Walker Texas Ranger, la serie de Chuck Norris que emite Telecinco, la pantalla amiga. Chuck daba clases de lo suyo a un grupo de escolares, les decía “¿Qué es lo más importante en la vida?” y ellos decían “¡Respeto!”, y él les volvía a decir “Muy bien, ahora giraos a la bandera y respetadla”, y todos se giraban y le decían a la bandera “¡¡Respeto!!”. Rompían filas y saludaban a Chuck, y Chuck le decía a un corky “muy bien Scotti” y el corki miraba al suelo deseando largarse de ahi, y despues le decía a un negro de Texas “¿Sigues pensando en apuntarte al Campamento Drogas ¡No! ?”, y el negro decía “¡Por supuesto!”. Todo normal.

Pssstt...cuidaito, ¿eh? Entonces Chuck sa largaba del cole y al salir por la puerta se encontraba a una señorita mirando hacia arriba y gritando “¡¡No te tires, no te tires por diooooossss!!”, y Chuck miraba a ver qué coño pasaba y veía a un niño gordo con gafas y muy feo y muy mal vestido asomado a la cornisa del colegio. Le dijo entonces a la señorita que siguiese gritando, mientras él subía a la azotea. Llega arriba y el gordito de 8 años le dice que no se acerque, que él no entiende nada pero que los demás no paran de meterse con su ropa, con su cara, de decirle que es un anormal. Pero Chuck le dice que no, que no es un anormal, y que se baje de la cornisa aunque sea por él, para darle una oportunidad, que pueden ser amigos… el resto lo imaginareis, ¿no? El gordo se baja, se hace amigo de Chuck que descubre que es hijo de una madre soltera que a duras penas puede pagar el alquiler de la caravana donde viven, le enseña karate y al final el gordito, seguro de si mismo por tener un amigo tan genial y bigotudo como Chuck le mete una paliza al matón del colegio… Eso es lo que yo imaginé, y por eso cambié de canal… !Ay¡ Porque cuando vuelvo a Telecinco me veo al Chuck en un bar destrozao, mirando al suelo, y diciéndole a una rubia “tú no viste la cara de ese chaval…no la olvidaré nunca…¡¡nunca!!” y se echa a llorar. !!El gordito había volado!!.

Ahora la duda me reconcome, la imaginación me bombardea con posibles enfoques, primeros planos, secuencias ralentizadas de ese momento. Quizás el gordito se fue a bajar de la cornisa, pero al ser gordo y raro le hizo un movimiento extraño a Chuck, que tras años de entrenamiento y ostias tiene el chip instintivo de reaccionar a los extraños con una patada en la boca, que mandó al anormal a la pista de atletismo. O quizás dijo “¿¿¿Pero qué amigos ni que oooostias??? ¿Tú te crees que la mierda que llevo encima y voy a llevar el resto de mis dias por tener este careto la arregla un amiguito? ¿Tú eres tonto o mascas mierda?” y después pegó una voltereta mortal hacia atrás, gritando en el aire “…queee oooossss deeeennnn….” ¿O si fue de otra manera? Qué más da. El caso es que mi prepotencia, mi soberbia, me han privado de saber realmente como fue. Y ahora pago por mi pecado en esta oscuro rincón, intentando que al menos estas palabras lleguen a otros corazones que, prevenidos, puedan evitar este tormento que me aguijonea ahora…

Homer y la ranaPero bueno, Dios aprieta pero no ahoga. Minutos despues Homer construía una iglesia misionera en una isla del Pacífico para evangelizar a sus habitantes, y al ver a una pequeña indígena intentando sin éxito tañir la campana, se saca una rana roja del bolsillo, le dice a la niña “No, Pequeña-Lisa, Dios está muy lejos, hay que tocar más fuerte para que nos oiga”, le mete un lametón a la rana que le pone las pupilas como dos discos y empieza a agitar la campana a muerte mientras grita “!!¿¿Nos escuchas Dios??¡¡ !!¿¿Nos escuchas ahora??¡¡”.

Los que dicen que la televisión te hace tonto no tienen ni idea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s