Unveranooo quefueunapesadilliaaa

Si se supone que la gran meta y aspiración del hombre es la libertad, ¿qué me pasa a mi, que cuando por primera vez en mucho tiempo se me presenta un horizonte supuestamente despejado de obligaciones y tareas, es cuando más agobiado estoy? ¿Nos han vendido la moto igual que con esas tías de la tele que nunca tienen celulitis (oh malvadas tardes de playa, cuan cruelmente arrojasteis a mis ojos la verdad)? ¿O es esta otra de las cosas que debo apuntar para la lista de la compra que voy a hacer para cuando vaya al psicólogo? Supongo que será la indecisión y angustia de quien sueltan en el desierto y le dicen ala nene, a caminar pa donde tu quieras. Vamos, digo yo…

La semana que viene me voy a un curso de verano a quitarme el crédito que me falta para acabar la carrera. Sí, yo soy de esa raza de gente, la que “se-dejan-un-crédito-suelto-cuando-hacen-las-cuentas-de-las-asignaturas-a-las-que-matricularse-porque-les-parece-una-gran-idea”. Lo mismo me lo perdonan/lo mismo se les olvida/lo mismo me muero y mira tú, un crédito hecho ahí pa ná. Lo mejor de todo es que el curso es un pueblo costero y que es sobre…Historia del JAZZZ!!!! Sé que a mucha gente le gusta pero os aseguro que a mi no hay ningún estilo del que me apetezca menos escuchar tanto la música como las disertaciones que sobre él hagan los Garcis/Trecet de turno, y encima durante una semana. Pero en realidad sonrío por dentro de malicia, pensando en mi como perteneciente a esa misma raza de la que hablaba antes y que también se puede definir como “me-apunto-a-cursos-llenos-de-gente-entusiasta-por-aprender-y-asentir-con-la-cabeza-y-con-los-ojillos-cerrados-cuando-escuchen-ese-mágico-solo-de-saxofón-de-Albatross-Miller-que-prueba-su-caracter-como-intrumentista-privilegiado-de-la-edad-de-plata-del-jazz,-siendo-el-único-al-que-no-le-gustará-esa-música-y-solo-se-preocupará-semi-entusiásticamente-por-cómo-hablar-con-la-canija-y-no-muy-espectacular-pero-algo-sensual=con-un-polvo-o-dos-dependiendo-del-día-amiga-de-la-gorda-jipi-con-gafas-de-pasta-rosa-y-el-atontao-de-la-perilla-y-la-gorra-Mao,-que-en-realidad-es-el-que-se-la-beneficia-asi-que-no-se-sabe-muy-bien-quién-es-el-atontao-aquí,-sin-parecer-demasiado-sin-amigos-y-desesperado-en-el-intento”, The Fire dixit.

Deseadme suerte, no tanto para hablar con la canija, sino para que no me toque la gorda de gafas rosas y, sobre todo, para que no se me pare el corazón de tristeza el día 17, que me pillará en un pueblo turísitico lleno de gente con ganas de diversión completamente solo. Con que me estreneis los comentarios os vale.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s